Volver

Periquitos

Los periquitos son pequeñas psitácidas dotadas de una gran inteligencia, criaturas sociables y muy activas. Por su simpático carácter y sus maravillosos colores son una de las mascotas preferidas en nuestras familias.

Periquitos

¿Qué es un periquito?

Los periquitos son una de las mascotas preferidas en nuestra sociedad debido a sus brillantes colores y simpático carácter. El más conocido es el periquito australiano (Melopsittaccus undulates), que vive en los grandes pastizales y zonas de bosques y matorrales de Australia y Tasmania. Muchas veces se los subestima debido a su pequeño tamaño, pero son psitácidas dotadas de una gran inteligencia que necesitan ejercitar la mente igual que un guacamayo, cacatúa o un yaco, por ejemplo. De hecho, pueden llegar a silbar e incluso a imitar palabras. Son de hábitos diurnos y principalmente granívoros (se alimentan de semillas y hojas verdes), además de ser criaturas muy sociales y activas.


¿Estás pensando en comprar un periquito?

Si te planteas adoptar o comprar un periquito debes conocer algunas facetas esenciales respecto a su carácter, costumbres y cuidados de los periquitos. Son mascotas ideales para aquellas personas que pasen tiempo en casa durante el día, pues ellos duermen de noche igual que nosotros. Al ser animales que viven en grupos grandes, emitir sonidos para socializar es algo básico en su comportamiento, por lo que sería importante adquirir más de uno y pasar tiempo con ellos. Además, su canto hace compañía y les gusta escuchar música. Es una buena mascota para iniciar a los niños en el cuidado de un animal (siempre bajo la supervisión de un adulto), ya que se acostumbran al manejo fácilmente si tenemos paciencia y mucho mimo. Son aves de pequeño tamaño y no ocupan demasiado espacio. Además, podemos sacarlos de la jaula para que se ejerciten. Es importante estimular su inteligencia, así que debemos proporcionarles juguetes o inventar y enfrentarlos a pequeños retos, lo que a menudo acaba por ser también estimulante y divertido para nosotros. Si tienes alguna duda sobre qué mascota se adapta mejor a tu ritmo de vida, no dudes en acercarte a Gwana Vet: nosotros te asesoramos para que escojas el animal que más encaje contigo.


Cuidados de los periquitos

Existen unos cuidados básicos de los periquitos que nunca debemos ignorar. El periquito necesita una jaula lo suficientemente grande para poder moverse con libertad. La jaula no tiene por qué ser excesivamente grande si los sacamos fuera para que hagan ejercicio. Además, tendremos que equiparla con palos naturales de distintos grosores para evitar problemas en las patas. Los periquitos, como todas las psitácidas, son muy inteligentes y necesitan que estimulemos su actividad mental para evitar que desarrollen problemas de comportamiento. Hay multitud de juguetes en el mercado y podemos también fabricarlos nosotros, siempre que evitemos espejos y materiales que puedan causarles daños. Es muy útil y muy enriquecedor para el cuidado de los periquitos que los saquemos de la jaula, les hablemos, les pongamos música suave o les demos cariño. Recomendamos una primera visita al veterinario de periquitos para un chequeo general y asesoramiento y visitas regulares de control para asegurarte de que está en perfectas condiciones. Una parte esencial respecto a los cuidados de los periquitos es la alimentación. Esta se debe basar en semillas, que habrá que complementar con hojas verdes. También es importante incluir un aporte de calcio. Los huesos de jibia son una forma fácil y apropiada para proporcionarles este calcio y, además, les sirve para desgastar el pico de forma natural. Podemos darles fruta siempre que sea de forma ocasional, como una manera de premiarlos.


Enfermedades y cuidado veterinario de los periquitos

Con cuidados adecuados y una atención veterinaria especializada, los periquitos pueden llegar a vivir hasta 15 años. Tienden a desarrollar enfermedades como la obesidad o defectos en el plumaje si no se les proporciona una alimentación equilibrada. Un veterinario especializado en periquitos puede ayudarte a elegir el pienso más adecuado para tu nuevo amigo. Una mala higiene de la jaula puede provocarlos una bajada de defensas que facilite infestaciones por ácaros o infecciones bacterianas. Si la jaula no dispone de los accesorios adecuados se pueden producir heridas o deformaciones en las patas. Las hembras de periquitos pueden sufrir dificultades en la puesta de huevos (distocias), incluso sin la presencia del macho. Si detectas un abultamiento anormal cerca de la cloaca o intentos fracasados por expulsar un huevo debes plantearte visitar de urgencia a tu veterinario de periquitos. Para ellos una distocia es una afección muy dolorosa y puede comprometer órganos internos. Asimismo, podemos observar problemas de comportamiento en periquitos y en muchas psitácidas, bien por no tener suficientes estímulos intelectuales o bien por el duelo que ocasiona la pérdida de un compañero. También es frecuente que los periquitos presenten síntomas respiratorios como estornudos o dificultad para respirar. Es muy importante acudir al veterinario de periquitos a la menor sospecha de enfermedad, ya que al ser animales pequeños y con un metabolismo basal alto, podrían desarrollar rápidamente cualquier patología grave. Es importante saber que como especie presa en su medio natural los periquitos tratan de disimular su enfermedad como una estrategia para no parecer débil a los ojos de un posible depredador, por lo que, cuando detectamos que está enfermo es porque la afección puede ya ser grave. Si nuestro periquito aparece en el fondo de la jaula, no quiere comer y/o beber, mantiene las plumas erizadas o parece dormir todo el tiempo, es urgente llevarlo al veterinario especializado en periquitos. En Gwana Vet estamos abiertos las 24 horas para que puedas acercarte siempre que lo necesites, no dudes en llamarnos.