Volver

Escorpiones

Al igual que otros artrópodos, su tenencia se basa en placer de disfrutar de sus ciclos de vida y de conseguir recrear lo mejor posible su ambiente natural en un espacio confinado. Algunas especies son particularmente tranquilas y poco agresivas, siendo las más aptas para tener en casa.

Escorpiones

¿Qué son los escorpiones?

Los escorpiones son posiblemente, junto a algunas tarántulas y a los fásmidos, los artrópodos que más se conocen como mascota. Existen unas 1750 especies en el mundo, todas ellas venenosas pero sólo unas 20 de ellas (de la familia Buthidae) son altamente tóxicas y potencialmente mortales para el ser humano. Una de las especies más grandes y probablemente la más conocida como mascota es el escorpión emperador (Pandinus imperator), cuyo comercio está regulado actualmente bajo el Apéndice II del Convenio CITES debido a su captura masiva en el medio natural. Al igual que otros artrópodos, su tenencia se basa en placer de disfrutar de sus ciclos de vida y de conseguir simular lo mejor posible la recreación de su ambiente natural en un espacio confinado, siendo esta especie una de las más dóciles y fáciles de manejar. Los escorpiones poseen unas grandes pinzas para capturar a sus presas y un apéndice caudal (metasoma) con una vesícula y un aguijón mediante el que inoculan el veneno. Curiosamente, tienen la peculiaridad de emitir fluorescencia bajo la luz ultravioleta.


¿Estás pensando en comprar un escorpión?

Si te planteas adoptar o comprar un escorpión es importante que tengas una buena información previa para decidir con conocimiento de causa y según tu nivel de experiencia. Recuerda que Gwana Vet promueve únicamente la tenencia de animales provenientes de cría en cautividad, nunca de poblaciones salvajes. Cuando se piensa en comprar un escorpión como mascota se debe entender que, a diferencia de muchos vertebrados en cautividad, son asustadizos y no buscan el contacto físico, por lo que no es una mascota apropiada para los niños o personas mayores. Por supuesto no hay que olvidar que los escorpiones tienen sus propios, y muy conocidos, métodos de defensa; por esa razón desaconsejamos enfáticamente la tenencia de las especies más tóxicas y peligrosas. Cuando se ven amenazados, generalmente huyen en lugar de luchar, pero si se ven acorralados en un espacio pequeño, se vuelven agresivos y adoptan una posición defensiva con el aguijón y las pinzas listos. Una de las especies más dóciles y adecuadas para tener es Pandinus imperator, cuyo veneno no suele provocar mayor problema que la picadura de una avispa, salvo una reacción anafiláctica si se es alérgico de manera específica o se está inmunosuprimido. Sus quelíceros son grandes y un enganchón puede ser doloroso. Los escorpiones emperador son animales sociales y se ha observado que viven en colonias de hasta 15 individuos. Se ha constatado canibalismo en esta especie, pero es raro. Otro dato a tener en cuenta antes de comprar un escorpión es su longevidad: en las especies mas comunes en nuestros hogares, como Pandinus imperator, alcanza los 5-8 años. Son vivíparos y dan a luz de 10 a 12 crías, por lo que se debe tener previsto un plan para distribuirlos. La mayoría de las especies son de hábitos nocturnos y suelen esconderse durante el día. Una primera visita al veterinario especialista te ayudará a comprender cuáles son los principales cuidados de los escorpiones y, sobre todo, facilitarte las herramientas y conocimientos necesarios para preparar un buen terrario donde instalar a tu mascota antes de que llegue a casa.


Cuidados de los escorpiones

Es muy importante seguir a unas normas básicas respecto a los cuidados de los escorpiones y un veterinario especialista en escorpiones te puede ayudar. Las más elementales tienen que ver con preparar una buena instalación. Los escorpiones dependen totalmente del ambiente en el que se encuentran. A diferencia de otros animales de terrario, como los reptiles, no es necesario disponer de una fuente de luz continua ni una bombilla con luminosidad especial. Sin embargo, requieren una temperatura muy controlada, en gradiente, y por encima de la habitual (23 º- 28º C), ya que son animales provenientes de África en la mayoría de los casos. Además, deben tener una alta humedad ambiental, llegando al 80% dentro de su instalación. Es muy importante ofrecerles suficiente sustrato arenoso, de diferentes texturas, dentro de su terrario, pues parte de su comportamiento habitual es permanecer enterrados, y también ofrecerles suficientes refugios, sobre todo si se van a tener varios especímenes en la misma instalación, para que puedan esconderse y esperar su caza. No hay que olvidar que son animales de hábitos nocturnos, aunque también pueden presentar actividad durante el amanecer/atardecer, a menos que instauremos un ciclo de luz propio en su instalación, que nunca deberá sobrepasar las 12 horas diarias. Otros cuidados de los escorpiones tienen que ver con su alimentación. En un terrario se basa en ofrecerle otros invertebrados de menor tamaño vivos, como langostas, cucarachas, grillos, etc. Aunque en la naturaleza algunas especies son capaces de capturar pequeños vertebrados, en Gwana Vet nunca recomendamos su utilización para evitar que nuestro escorpión pueda salir mal parado. En buenas condiciones, los escorpiones pueden llegar a vivir hasta 8 años siendo artrópodos muy longevos.


Enfermedades de los escorpiones

Los escorpiones son especies con pocas posibilidades de padecer enfermedades, y la mayoría de ellas están directamente ligadas a un manejo deficiente por parte del propietario respecto a la instalación en la que viven. Descontrol en la temperatura, o cambios bruscos, siempre van a provocar estrés metabólico al escorpión, produciendo aletargamiento o hipersensibilidad a cualquier estímulo, generando cambios en su comportamiento que deriven en dejar de comer o moverse por la instalación. Un déficit en la humedad suele ser la causa principal de que puedan retener la muda, ya que como otros artrópodos, cambian su exoesqueleto cada cierto tiempo para renovarlo y crecer. Exoesqueletos débiles y blandos pueden indicar además problemas de asimilación de nutrientes esenciales, normalmente derivados de una mala dieta. Por consecuencia, podemos ver traumatismo, heridas y zonas fracturadas. Otro problema que pueden tener son parásitos internos o externos, normalmente derivados de una mala higiene del terrario o un exceso de humedad y temperatura. Como veterinarios especialistas, en Gwana Vet podemos ayudarte a identificar posibles patologías que presenten tus escorpiones y la forma de resolverlas, asegurando su máxima longevidad y calidad de vida.