Volver

Conejos

La idoneidad de los conejos como animal de compañía ha fomentado el desarrollo de numerosas razas con aspecto y tamaños dispares que harán las delicias de sus dueños. Son animales muy activos y cariñosos que requieren un cuidado relativamente fácil para una familia.

Conejos

¿Qué son los conejos?

Los conejos (Oryctolagus cuniculus) son lagomorfos, con dos pares de incisivos superiores en vez de uno solo, lo que, entre otros detalles, los distinguen de los roedores. Los conejos de campo son uno de los elementos clave del ecosistema mediterráneo, una especie presa de la que dependen para su supervivencia un buen número de carnívoros amenazados, entre ellos el lince ibérico y el águila imperial ibérica. Sin embargo su idoneidad como animal de compañía ha fomentado el desarrollo de numerosas razas con aspecto dispar, gigantes y enanas, de orejas erguidas y caídas que harán las delicias de sus dueños. Son animales muy activos y cariñosos que requieren un cuidado relativamente fácil para una familia.


¿Estás pensando en comprar un conejo?

Si te planteas adoptar o comprar un conejo, una primera visita al veterinario especialista en exóticos puede ayudarte a comprender cuáles son sus necesidades, qué accesorios pueden utilizar y qué tipo de ejercicios deben realizar para desarrollar al máximo su actividad física y mental. El tamaño, asimismo, puede ser un elemento decisivo en la elección de un conejo, considerando que su peso puede oscilar entre los 600 g y los 10 kg. Si vamos a tenerlo en el interior de una casa es mejor comprar conejos de una raza pequeña. Los conejos son muy buenas mascotas pero hay que acostumbrarlas poco a poco para que se dejen manipular, como todos los animales. Hay que evitar la territorialidad, no dejando, por ejemplo, que se suban a la espalda. Son animales muy prolíficos y su maduración sexual es muy temprana (a los 5 meses), lo que aumenta el comportamiento territorial. Cuando se piensa en comprar un conejo como mascota, se debe tener presente que su vida media oscila entre los 8 y los 10 años, si bien hemos visto individuos que alcanzan 15 años gozando de buena salud. El asesoramiento de un buen veterinario especialista en conejos es esencial para disfrutar de la nueva mascota, garantizando su bienestar.


Cuidados de los conejos

Es importante seguir varias normas básicas en relación con el cuidado de los conejos. Muchos propietarios permiten que caminen por la casa libremente, pero hay que tener precaución con posibles accidentes con los cables eléctricos, estufas encendidas o ingestión de muebles o paredes. Si no van a estar controlados o no disponen de una habitación o jardín exclusivamente para ellos es recomendable dejarlos alojados en su jaula. Como es lógico, el tamaño de la jaula debe permitir que el animal se mueva sin dificultad, pueda disponer de agua y comida que no se ensucie. El heno se debe disponer en una “henera” exterior porque si lo pisan, no lo comen. También es recomendable que tengan un recipiente para poder poner verdura fresca y una cajita de heno o madera para que se puedan ocultar. En el suelo de la jaula del conejo debe haber pellets de maíz o de papel para que esté siempre seco y cambiarlo cada 5-7 días, dependiendo del número de animales que haya en la misma jaula. Se pueden alojar juntos varios conejos para que estén acompañados (dos animales juntos es suficiente). Si no se desea criar con ellos deben ser esterilizados para evitar que tengan cachorros. Si se desea criar debe tenerse cuidado para que no se muerdan por territorialidad y prever camadas de varias crías, por lo que habrán de buscarse personas que quieran adoptar a los gazapos. A los conejos les encanta tomar el sol y pastorear, por lo que es perfecto alojarlos en una zona ajardinada, con la precaución de evitar posibles ataques de otros animales (gatos o, incluso, aves rapaces) y evitando que tengan a su alcance plantas nocivas para su salud. Otro aspecto esencial en el cuidado de los conejos se refiere a su dieta. El aparato digestivo de los conejos está enteramente adaptado al pastoreo de hierbas (gramíneas) y el sentido común nos dice que no deberíamos alejarnos de este patrón básico. En casa, su alimento fundamental es el heno, que puede complementarse con una pequeña cantidad de pienso específico de gama alta y algunas verduras. Los conejos no deben tomar frutos secos por su alto contenido en grasas y cualquier alimento rico en hidratos de carbono. La lista de alimentos aconsejables y no aconsejables puede ser muy larga. En Gwana Vet estaremos encantados de ayudarte en el cuidado de tus conejos, creando unos hábitos de alimentación saludables para que disfrutes mucho tiempo de su compañía.


Enfermedades y cuidado veterinario de los conejos

La primera visita al veterinario especialista en conejos se ha de hacer nada más adquirir la mascota para confirmar que no es portador de ninguna enfermedad. En esta primera visita el veterinario de conejos dará todas las indicaciones para que se adapten bien a la familia y todos puedan disfrutar de la nueva mascota. Además se darán las pautas de cómo hacer el período de cuarentena en el que habrá que vigilar la aparición de signos de enfermedad. A los conejos hay que vacunarlos pero antes se debe confirmar que no tienen parásitos intestinales, por lo que debe realizarse un análisis coprológico. La vacunación de los conejos comienza a partir de los dos meses para que no interfiera con los anticuerpos maternales. Se les debe vacunar frente a la mixomatosis y frente a la enfermedad hemorrágica del conejo, cepa clásica, y la nueva variante. En Gwana Vet somos especialistas en conejos y te asesoraremos sobre la pauta de vacunación más adecuada a la situación de tus animales. En la Comunidad de Madrid la Ley 4/2016 establece la obligatoriedad de que los conejos se identifiquen con microchip, para ello tendrás que acudir a tu veterinario, que le colocará un microchip sin ningún riesgo. Los motivos más frecuentes de visita al veterinario son: vacunaciones, inapetencia, abatimiento, imposibilidad para defecar, pérdida de pelo (alopecias), presencia de heridas, desarrollo de bultos o masas, procesos respiratorios y castraciones. Es fundamental que ante cualquier señal de que algo no va bien se llame sin demora al veterinario especialista en conejos. En Gwana Vet disponemos de todos los medios necesarios para el diagnóstico de enfermedades y su tratamiento. Y siempre podemos ofrecerte el asesoramiento que necesitas para garantizar el bienestar de tu mascota.